Las puestas de sol en Madrid

Estaba yo el otro día en mi casa y vi por la ventana que había una luz rara, me asomé para arriba y vi las nubes con un color rosado. Cogí la mochila y el trípode y directo a subir los 6 pisos que me separan de la misma (por al ascensor claro).

Abro la puerta y me encuentro una de las puestas de sol más espectaculares que he visto, algo que yo pensaba que en Madrid con todos los edificios jamás se podría dar, pero aún con los edificios era impresionante, ya solo faltaba para completar el día que después de la puesta de sol se hubieran ido las nubes para poder ver la luna que era lo que en realidad yo buscaba porque tocaba luna llena, que con la guía que os preparé el otro día ya sabéis como aprovechar los días de luna llena.

Os dejo una de las fotos que saqué con esta grúa a contraluz que la verdad es que ha quedado muy bien, saqué algunas más en las que salía la puesta al completo pero me ha gustado más con la grúa.

Bueno ahora os toca a vosotros salir a las azoteas de Madrid y ver con vuestros propios ojos y objetivos las puestas de sol en Madrid, y si tenéis acceso a alguna de las cuatro nuevas torres pues mejor que mejor.


Continuar leyendo

Fotografiando la luna

Hoy os hablaré de cómo fotografiar la luna, creo que es algo que todos queremos pero sin embargo algo poco frecuente, no es un tema demasiado extendido, al menos es lo que a mí me parece.

Primero de todo algo básico, la luna es un cuerpo muy lejano, por lo que si no disponemos de un teleobjetivo mas o menos decente no seremos capaces a penas de ver detalle; en mi caso dispongo de un 300mm f4 y un duplicador 2x, que es lo que he usado para la fotografía que podemos ver en este artículo.

Seguimos, la luna también es un cuerpo luminoso, que aunque no lo parezca da bastante luz, por lo que si ponemos la cámara en modo automático el fotómetro se confundirá al tener todo el fondo negro, pensará que hay poca luz y escogerá una velocidad de obturación lenta para absorber la máxima luz posible; con lo que nuestro resultado como consecuencia de la luz que emite la luna será una fotografía negra con un punto blanco.

Y el último apunte; la luna está en constante movimiento alrededor de la tierra, por lo que si lo dejamos en automático, la cámara por consecuencia de la poca luz escogerá una velocidad de obturación lenta y saldrá movida, evidentemente al estar muy lejos no se notará demasiado pero si se nota algo, que se note mucho o poco también dependerá de la distancia focal con la que estemos trabajando, se notará mucho más con un 800mm que con un 300mm. Debido a que está en constante movimiento también es aconsejable usar un trípode para poder centrarla lo mejor posible.

Y ahora pasamos a la acción, lo primero de todo ponemos nuestra cámara en modo manual para que el fotómetro no se confunda. Ahora aplicaremos el siguiente punto, ajustaremos una velocidad de obturación alta para que no salga movida y que no absorba toda la luz que emite la luna. Yo os aconsejo que vayáis haciendo vuestras pruebas entre 1/100 segundos  y 1/500 segundos y vais viendo como queda mejor.

En cuanto a la apertura de diafragma ha de estar abierto, ya que si lo dejamos muy cerrado, entre eso y la velocidad de obturación alta quedará muy oscuro. Yo os aconsejo que probéis valores entre f4 y f6.3.

Quien se pregunte por la sensibilidad, no hace falta tocarla, en 200 está bien, si la subimos mucho será más sensible a la luz emitida por la luna y quedará blanca.

En cuanto al enfoque es mejor en manual, en automático no enfoca bien del todo le cuesta bastante por culpa del fotómetro.

Bueno, y por fin el disparo; os aconsejo que pongáis el disparador automático o los que tengáis control remoto que lo uséis para evitar la mas mínima vibración que pueda tener el trípode en el momento del disparo.

Es muy posible que tengáis que encuadrar la luna de nuevo entre disparo y disparo, ya que al tenerla tan ampliada el movimiento se nota mucho y deja de estar en el centro en menos de un minuto.

Bueno, yo creo que más o menos está dicho todo, a partir de aquí ya el trabajo es vuestro, a salir al campo fuera de la luz de la ciudad y a hacer pruebas y jugar un poco con los ajustes.


Continuar leyendo

Playa de Valdearenas (Liencres)

La playa de Valdearenas es un playa situada en el pueblo de Liencres, y de ahí el nombre por el que se le suele llamar, o yo por lo menos siempre la he llamado “Playa de Liencres”.

Situada al lado de la desembocadura de la ría del Pas lo que junto con que está en mar abierto hace de está una playa con grandes oleajes y corrientes, lugar de concentración de muchos surfistas.

Pero no es la playa lo único que importa, sino también sus alrededores, y sus acantilado, y como no, sus puestas de sol, bajo mi punto de vista las mejores de todas las que he visto en Santander.

La fotografía en concreto creo que tiene uno o dos años y está tomada desde lo alto desde lo alto de los acantilados.

Es una foto que intento repetir cada vez que voy, unos años he podido y otros no, en las galerías he puesto las mejores que he encontrado. El inconveniente que tiene es que se necesita ir en coche y eso reduce las posibilidades de ir.

Eso sí todo hay que decirlo, aunque consigas ir nadie te asegura que vayas a tener tu foto, ya sabemos que el tiempo en Santander es muy cambiante; se te coloca una nube que te tapa todo el horizonte y se te acabó la puesta de sol, como mucho alguna foto de los rayos del sol que también suelen quedar bien. Pero si nos quedamos sin puesta de sol nos podemos tomar unas rabitas (calamares fritos típicos en Santander) en el bar de la playa y por lo menos no nos vamos con las manos vacías.


Continuar leyendo

Los paisajes de Santander

Bueno, como ya dije hoy toca hablar de las fotografías que he añadido de este verano en Santander. Hoy hablaré sobre los paisajes.

La mayoría de las fotografías de paisajes las he realizado en los paseos que me daba por el paseo de Mataleñas, un camino que va bordeando todo Cabo menor y Cabo mayor, siempre iba por la tarde y me quedaba a ver la puesta de Sol, si el día es bueno y no hay demasiadas nubes se ven unas puestas de sol espectaculares con el faro de fondo; sin embargo si hay muchas nubes pues la cosa se tuerce un poco pero si tienes paciencia y te quedas puedes ver algún rayo saliendo de las nubes que también es bonito de ver. Hay que tener cuidado de no quedarse mucho porque espera la vuelta a casa y se hace de noche y no es uno de los mejores sitios para quedarse de noche.

Otro lugar que no me puedo pasar por alto por sus paisajes es la Bahía de Santander y sus playas, con ir bordeándolas es suficiente para darte cuenta de su esplendor, y si el día lo permite se puede pasear también por la noche por los jardines de Piquio iluminados.

Pero esto no es suficiente para ver en todo su esplendor la bahía, lo mejor es irse a dar un paseo en barco con la cámara a cuestas y se ve Santander de otro modo, pero eso sí, no en un barco de turistas, que en esos yo no he conseguido ni una buena foto de lo rápido que van; este año he descubierto unos barcos que hacen excursiones medioambientales (ver sección de enlaces) y la verdad es que es un viaje mucho más tranquilo.

Os dejo una foto de una de las puestas de sol desde Mataleñas con el faro de fondo, es una de las que más me ha gustado con el cielo naranja y el reflejo del sol en el mar.


Continuar leyendo
Página 54 de 541...5051525354

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: