La luna más grande del año y consejos para fotografiar la luna

Luna anaranjada

La verdad es que hacía mucho tiempo que no mostraba ninguna fotografía de la luna. Según se anunciaba en los medios el día 23 de junio de 2013 iba a ser el día en que se mostrase la luna más grande del año por su proximidad a la tierra.

(más…)


Continuar leyendo

Tormenta en Santander

En la última publicación os presentaba un imagen de la Bahía de Santander con una tormenta inminente, y hoy os traigo la culminación de la tormenta. (más…)


Continuar leyendo

Tormenta de verano en Madrid

Fotografía Luminosa. Apertura de diafragma F4.5

Como bien sabréis se ha puesto tiempo de tormenta ayer y hoy por algunas zonas de la Península (incluida Madrid, donde ahora me encuentro). ¿Nunca os ha hecho ilusión hacer una fotografía de un rayo? A mi sí.

Que nos haga ilusión es una cosa, y tener la oportunidad es otra. Las tormentas es algo que nunca sabes cuando vienen, y luego además para ver el rayo tienes que tener vista una vista despejada; y por último si tenemos cariño a nuestro equipo lo mejor es que no llueva.

Bueno, pues algo de eso se ha dado hoy y me he arriesgado a salir a la azotea, he tenido que esperar un buen rato porque justo cuando he subido a empezado a llover fuerte. Cuando ha parado he salido y me he puesto a intentarlo.

Con la experiencia de hoy creo que os puedo dar algunos consejos:

  • Apuntar la cámara hacia un lugar despejado (si es campo o mar mejor que mejor). Mirad dónde caen mas o menos los rayos.
  • Si es de noche mejor debido a los ajustes que vamos a hacer en la cámara.
  • Usad un trípode, y si disponéis de cable disparador usadlo.
  • Ajustar una velocidad de obturación muy baja (10”, 20” o incluso BULB), tened en cuenta que no sabéis cuando va a caer, si lo hacéis a velocidad alta y con disparo contínuo seguro que es más complicado.
  • Ajustar una apertura de diafragma deseada. Si queréis una foto oscura ajustar un diafragma cerrado dependiendo de la luz que tengáis. Si queréis algo más luminoso dejarlo más abierto. Eso sí, tened en cuenta que el rayo ya proporciona gran cantidad de luz. He hecho pruebas de las dos maneras para que las veáis.
  • En cuando a la sensibilidad ISO dejarla normal (ISO 200)
  • Por último tened paciencia, aunque veáis que cae un rayo en otro sitio dejad la cámara donde la habéis situado. Ese es vuestro sitio elegido y tenéis que tener paciencia. Dispar fotos una detrás de otra. Pasado un rato y vistos mas o menos los rayos podéis apostar a aumentar el zoom, mover algo la cámara. Eso sí, aumentando el zoom disminuiréis vuestras posibilidades.

Cuando tenga más oportunidades intentaré hacer más pruebas y podré daros algún consejo mejor. Lo mismo os digo a vosotros, lo mejor es probar.

Fotografía oscura. Apertura de diafragma F13

¡ATENCIÓN! Hay que tener mucho ojo con lo que se intenta, dónde y cómo. Tened en cuenta que vuestro trípode de metal es un buen pararrayos. Aseguraos de que tenéis un pararrayos cerca. Tampoco se os ocurra salir con un paraguas con punta de hierro. También tened en cuenta que a la cámara no le gusta la lluvia, si tenéis una cámara con cuerpo sellado podéis asumir algo más de riesgo con el agua. No me hago responsable de cámaras achicharradas ni de otros daños personales o materiales.

¿Y tú? ¿Has tenido oportunidad de hacer fotos en una tormenta? ¿Darías algún otro consejo a parte de los ya nombrados?


Continuar leyendo

Sujeción de la cámara, consejos y trucos

Hoy les quiero dar una serie de consejos sobre cómo se ha de sujetar la cámara, los cuales les serán de mucha ayuda sobretodo en situaciones donde la luz es escasa o en condiciones adversas, como puede ser un terreno desigual o situaciones de viento.

Mirar bien por el visor, si miramos de frente no se ve toda la imagen, porque choca nuestra nariz con el cuerpo de la cámara; la forma correcta de mirar por el visor es de manera lateral de manera que no choque nuestra nariz en el cuerpo; para ello simplemente tendremos que girar un poco la cabeza.

Lo primero de todo, la correa: es el cinturón de seguridad de nuestra cámara, seguro que nos ahorrará más de un disgusto. Mejor si es bandolera, y tanto si nos gusta al cuello como de costado siempre llevarla bien sujeta.

Una buena postura, cuanto mejor sea nuestra postura y más estabilidad tengamos más tendrá la cámara, para esto lo mejor es separar los pies y adelantar uno de ellos, de esta manera tendremos más estabilidad.

Mala postura (Izquierda): Al tener los pies juntos tienes menos estabilidad, por ejemplo si hay viento es muy facil moverse. Buena postura (Derecha): En el caso del viento nuestra estabilidad sería mucho mayor al tener dos puntos de apoyo.

Sujetar la cámara con ambas manos, no utilizar solo una de ellas y la  otra dejarla para manejar el objetivo; esto es una muy mala costumbre, se pueden hacer ambas cosas a la vez, sujetar bien la cámara y manejar el objetivo, la cámara se apoya en el cuerpo de la mano y con los dedos manejamos el objetivo.

 

Mal Sujeta (Arriba): No se sostiene bien la cámara y menos con un objetivo como el de la foto. Bien Sujeta (Abajo): La mano actua de apoyo como si la cámara estuviera en una mesa, además es una posción mucho más cómoda

Al apretar el disparador es muy importante que el dedo esté flexionado, ya sabemos que es más cómodo apretar directamente con todo el dedo, pero así hay más posibilidades de que se mueva la cámara, es mejor apretar el disparador sólo con la punta del dedo. Es una posición más rara, pero si nos acostumbramos a hacerlo bien nuestras fotos lo agradecerán.

Mal (Izquierda): Así haces más fuerza sobre la cámara y corres el riesgo de moverla en el momento del disparo. Bien (Derecha): De esta manera la pulsación de disparo es suave y con menos fuerza y es más difícil que muevas la cámara en el momento clave

Bueno, y por último un truco para las situaciones de luminosidad muy débil, por ejemplo cuando hacemos fotos en iglesias o monumentos en los que nunca hay suficiente luz. No siempre podemos plantar el trípode donde queremos o a veces ni siquiera lo llevamos debido a su volumen. Tampoco disponemos siempre de una columna en la iglesia o monumento para apoyarnos, o a lo mejor si la hay pero desde la misma no conseguimos el encuadre que queremos.

Bueno, pues para estos casos podemos usar una técnica que me enseñó mi padre y que la verdad no he visto por ninguna otra parte. Se trata de sujetar la cámara con el codo y con la mano nos agarramos el brazo que tiene sujeta la cámara (lo sé, escrito os sonará raro, pero ahora dejo una ilustración). De esta manera la sujeción es más firme. En combinación con todos los consejos anteriores podemos asegurar una fotografía casi perfecta en lo que a la estabilidad se refiere.

 

En esta postura no podemos manejar el objetivo, pero se puede ajustar antes del disparo y luego cambiar a esta postura para evitar el más mínimo movimiento

 

Bueno, sin más me despido hasta la próxima, espero que estos consejos os hayan sido útiles y que los pongáis en práctica.


Continuar leyendo

Por fin luna llena

Bueno, pues después de tanto tiempo esperando un día que hubiera luna llena y que pudiera fotografiarla ha llegado el día, más vale tarde que nunca.

Este día ha tocado en Santander, me he ido a pasar fin de año allí y entre otras cosas pues aquí tengo la luna llena por fin. La fotografía ha sido realizada siguiendo las pautas y consejos que dí en el tutorial sobre la luna, la única diferencia ha sido que ne he empleado el trípode, más que nada porque no lo llevaba, pero al haber usado una alta velocidad de obturación ha quedado bastante bien.

Bueno, yo creo que después de ver la prueba ya os podéis lanzar vosotros a intentarlo (La próxima luna llena el 15 de enero).

¡Que os traigan muchas cosas los reyes esta noche!


Continuar leyendo
Página 1 de 212

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

A %d blogueros les gusta esto: