Sendero de la Peña: Peñacastillo (II)

Continuando con la experiencia de la subida a Peñacastillo por el camino nombrado como Sendero de la Peña vamos a mostrar unas imágenes más que ilustran las vistas y la belleza del camino.

Como ya dije en la anterior entrada, existe la posibilidad de subir a los miradores por un camino con pendiente pronunciada atravesando los eucaliptales. La ventaja de elegir ese camino compensa el gran esfuerzo de la subida; y esa ventaja es estar dentro de un pequeño bosque de eucaliptus que siempre tiene su encanto, y también se pueden ver otros arbustos como acebos o laureles con sus correspondientes carteles identificándolos.

Un punto que me ha parecido muy positivo es que por lo que aparenta es un pequeño bosque que está mantenido, se ve que hay eucaliptus jóvenes plantados, y como digo los acebos y los laureles. También es de agradecer que en lugares complicados se hayan construido escaleras con troncos, aunque como dije ya en la anterior entrada dista mucho de ser un camino fácil y apto para todos los públicos. También, como era de esperar en casi todos los caminos podemos encontrar Zarzamoras, yo además di los paseos finales de agosto y ya estaban maduras y la verdad es que estaban buenísimas. Al que le guste hacer mermelada es un buen lugar donde encontrar en cantidad.

Una vez que ya hemos llegado a los miradores podemos admirar la grandeza de la ciudad de Santander, es pequeña, si; pero el tamaño no lo es todo, el encanto que tiene subir a una montaña relativamente pequeña y poder ver una ciudad completa a tus pies bajo mi punto de vista es para dar gracias.

Para rematar, nos podemos quedar en los miradores esperando el atardecer y viendo como entra el sol por la Cordillera de Liencres, nos quedaremos con la boca abierta al ver una puesta de sol con una amplitud de campo tan grande, viendo que el sol está casi por debajo nuestro y podemos ver hasta donde llega su iluminación anaranjada iluminando las nubes por debajo. Y si aguantamos un poco más veremos como ese color anaranjado pasa a ser de un tono entre naranja más clarito y violeta muy suave.

Sin duda alguna hay que dar gracias por lo bella que es la naturaleza en la que vivimos, por estos espectáculos que nos regala y nos abren los ojos y la mente.

Espero que os haya gustado este recorrido completo por el Sendero de la Peña, a ver si el año que viene subo de nuevo y podemos mejorar las tomas de este año y admirar nuevas escenas.


2 Comentarios

  1. Qué belleza de imágenes, Juan. Muy bien aprovechada esa ruta, qué colección de buenos momentos.

    Un abrazo!

    • Muchas gracias por el comentario Mariluz. La verdad es que es una buena ruta, tiene unas vistas espléndidas. Lo que si es mejorable son los caminos de subida al mirador, deberían ser más asequibles.

      Son tantos los buenos momentos que nos ofrece la naturaleza que por mucho tiempo que te tomes en capturarlos todos, a veces tienes la impresión de que si te hubieras quedado un poco más hubieras conseguido momentos más especiales que los anteriores. Todo no puede ser 🙂

      Un abrazo!

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - Información Bitacoras.com... Valora en Bitacoras.com:   Continuando con la experiencia de la subida a Peñacastillo por el camino nombrado…

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

A %d blogueros les gusta esto: