El cielo de Segovia

El fin de semana pasado estuve en Las Navillas, un pequeño pueblo de Segovia, hacía tiempo que no pasaba por allí.

Ya era por la noche y pensé en hacer algo que llevaba tiempo intentando hacer, fotografiar las estrellas. Cogí el equipo y salí a la terraza, hice exposiciones desde unos diez minutos hasta la media hora mas o menos.

De las tomas que hice la que más me ha convencido ha sido esta, aunque con algo de ruido provocado por una exposición tan larga. El color amarillento que tiene viene provocado por la pequeña luz que viene de Segovia, que, aunque esta lejos, con la exposición tan larga se ha visto aumentada.

Durante la exposición estuve cada cierto tiempo iluminando con una linterna el contorno del árbol para así obtener un mayor contraste entre el cielo y el árbol.

Me ha gustado esta nueva experiencia, y para ser la primera vez me contento con los resultados, aunque lo del ruido es un problema.


Continuar leyendo

Nuevo material

Si, ya lo se, os he tenido un poco abandonados, lo siento. La universidad no da tregua.

De nuevo estoy aquí con dos nuevos juguetitos que me vinieron estas navidades. El primero es un control remoto por infrarrojos para mi D-90 que me regaló mi hermano. No me ha dado tiempo a probarlo mucho, pero va muy bien, estoy seguro de que me vendrá muy bien para las fotografías de trípode como las de la luna o los fuegos artificiales, las que antes tenía que hacer con el disparador automático.

El segundo juguetito es un nuevo flash ya que antes andaba con uno analógico. Mi elección fue el Nikon Sb-900, ya que era el más versátil y además admitía formatos DX y FX con lo que permitía una mejora del equipo sin tener que cambiar de flash. Sólo he tenido ocasión de probarlo en un acto de mi universidad y como apenas me dio tiempo a leer las instrucciones los resultados no fueron los esperados. Quitando mi torpeza en este acto, el flash es una maravilla tecnológica, se integra completamente con la cámara y el objetivo teniendo que estar menos pendiente de tocar ajustes en el flash y en el cuerpo como pasaba con mi analógico. Una velocidad y precisión impecables y una rapidez de carga que nunca había visto.

En cuanto tenga tiempo de hacer más fotos y lo use mostraré los resultados. Seguro que la Semana Santa que ya se acerca me brinda más oportunidades para probarlo.


Continuar leyendo

El flash (2) – Sincronización lenta y segunda cortinilla

Como continuación del anterior tutorial sobre el flash. Hoy veremos dos ajustes nuevos, la sincronización lenta y la segunda cortinilla; por supuesto veremos para que sirven y algún ejemplo sobre las mismas.

Sincronización lenta

A muchos nos ha pasado que realizamos una fotografía por la noche o en condiciones de luz precarias y el sujeto principal sale perfectamente iluminado al aplicar el flash, pero ¿Y el fondo?, ha desaparecido. Pues no, no ha desaparecido, simplemente la luz del flash ha incidido antes sobre el sujeto que sobre el fondo, la cámara lo ha detectado y en cuanto ha rebotado la luz sobre el sujeto ha  cerrado el obturador.

Con esta técnica precisamente lo que haremos es evitar esto. Cuando ajustamos el flash de la cámara en el modo de sincronización lenta lo que hace es disparar el flash y en vez de cerrar el obturador inmediatamente después del disparo de flash como lo haría normalmente lo que hace es dejar abierto el obturador un poco más de tiempo para absorber más luz y así se podrá ver aquello que no ha iluminado el flash.

Esta técnica también es útil para obtener una fotografías con una luz más natural, ya que al dejar abierto el obturador más tiempo capta la luz que haya en la escena a parte de la del flash que es una luz muy dura. Ah, se me olvidaba, es recomendable utilizar un trípode para evitar fotografías movidas ya que la cámara va a estar con el obturador abierto más tiempo.

Como ejemplo tengo estas dos pruebas en las que salgo yo con una vela, yo os recomiendo que os fijéis en la vela y en el fondo que es donde realmente se ve la diferencia.

Flash con configuración estándar

Configuración estándar de flash: Aquí podemos ver que mi cara está blanca, la llama de la vela no tiene el color característico del fuego y la pared es completamente blanca, como si en mi casa tuviera luces como focos de un estadio

Flash con sincrinización lenta

Sincronización lenta: En esta imagen podemos ver que tengo un color más natural, la llama de la vela tiene el color amarillento característico del fuego y la pared tiene el color que le dan las luces normales de una casa, un color cálido

Segunda cortinilla

Esta técnica es justo lo contrario de la anterior, se trata de dejar el obturador abierto para absorber la luz de los cuerpos que tengan luz propia y al terminar la exposición se dispara el flash para que los cuerpos que no tienen luz propia salgan iluminados.

Esta técnica se usa para conseguir  esas fotografías en las que salen las líneas de los faros de los coches por una carretera y en la misma se ven los coches. Con esta técnica se pueden conseguir fotografías muy originales.

Yo no tengo esas fotografías que os digo con las luces de los coches porque me ha dado miedo soltar un flash a la carretera y provocar un accidente, pero sí tengo un ejemplo en las procesiones de Málaga que quedó bastante bien.

Flash Segunda cortinilla

Segunda cortinilla: Como podeis ver en esta imagen los objetos con luz propia que se mueven van dejando el rastro de luz (el saxofón) y los que no tienen luz propia salen enfocados (el músico)

Espero que os haya gustado esta entrega sobre las técnicas del flash, y os digo como siempre, si tenéis alguna duda no dudéis en dejar un comentario.


Continuar leyendo

El flash (1) – Flash rebotado y ojos rojos

Bueno, aquí estamos de nuevo con una guía, esta vez sobre el flash; se compondrá de varias publicaciones dado que es tema muy extenso. Procuraré ser lo más didáctico posible y a la vez ameno.

Empezaré diciendo que hay varios tipos de flash, los más comunes que son los que vienen integrados en nuestras compactas o réflex o los externos que son los que acoplamos en la zapata de accesorios, de los flashes inalámbricos compuestos por varios focos no voy a hablar ya que no tengo ninguno y no tengo experiencia ni conocimientos sobre ellos.

Los integrados en las propias cámaras son muy cómodos porque no hay que llevar una pieza a parte, pero no todo lo que reluce es oro, las posibilidades con ellos son mucho menores porque no se pueden mover y su potencia es mucho menor, no obstante para las situaciones normales nos pueden valer.

Los flashes externos son mucho más potentes, tienen muchas más opciones de personalización y se pueden apuntar en la dirección que queramos, si lo tienes y lo llevas a mano úsalo, que no te de pereza sacarlo de la mochila, notarás la diferencia.

Bueno, una vez explicado esto yo creo que ya nos podemos meter en la parte emocionante de la cuestión: los ajustes, los ejemplos y por último las pruebas que hagáis vosotros, que eso es lo más importante de todo.

El uso del flash en interiores (retratos)

  • Técnica de flash rebotado

Lo que queremos cuando fotografiamos a una persona es que salga una fotografía natural, que no se que quede la cara blanca, que se quede lo más natural posible, para ello podemos aprovechar el techo de la habitación y reflejar en él la luz del flash para evitar que de directamente al sujeto, para ello lo que tendremos que hacer es orientar nuestro flash al techo o pared (preferiblemente blanco y uniforme) de manera que rebote en el techo y posteriormente vaya a parar al sujeto. Lo veremos mejor en este gráfico que he preparado (el monigote es mejorable pero bueno).

Gráfico de rebote de flash en el techo

Pero eso sí, a la hora de ajustar el diafragma tener en cuenta que en realidad estamos más lejos del objeto de lo que parece, ya que la luz está recorriendo mayor distancia. Otra cosa que tenemos que tener en cuenta es cómo ajustamos el flash, si apuntamos a la distancia a la que está el sujeto la luz rebotará encima de él e irá a parar más lejos, hay que ajustarlo para que rebote mas o menos a la mitad para que la luz de al sujeto.

Flash mal rebotado

Con esta técnica eliminaremos también las sobras que se producen cuando disparamos a los objetos directamente.

  • Ojos rojos

Cuando realizamos retratos con flash, la luz del mismo puede rebotar en las retinas de nuestros sujetos provocando el famoso efecto de ojos rojos. Hay varias maneras de solucionar esto. La primera y la más rudimentaria de todas es pedirle al sujeto que no mire de frente a la cámara sino que mire a un lado. Y la otra manera que es ajustando el flash de la cámara en reducción de ojos rojos; que esto en definitiva lo que hace es hacer un destello de flash antes de la realización definitiva de la fotografía para que con el primer destello se cierre la pupila del sujeto dejando pasar menos luz en el destello definitivo y se suaviza el efecto de ojos rojos.

En próximas entradas veremos más técnicas de flash, mientras tanto a probar vosotros con estas técnicas, más con la primera, ya que requiere más experiencia para obtener el resultado deseado.


Continuar leyendo
Página 2 de 212

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: