Seleccionar página

¿Pensabas que hacía falta ir a California para perderse en un bosque de secuoyas? Pues no, en Cantabria se puede pasear por un pequeño bosque de secuoyas en el Monte Cabezón.

La verdad es que para mi fue todo un descubrimiento, iba de camino a Comillas a dar un paseo y vi un apartadero en la carretera con varios coches parados y carteles de información. Di media vuelta para poder parar.

Dejé el coche y fui andando por las pasarelas de madera que había a modo de paseo sin saber muy bien lo que me iba a encontrar, era un bonito paseo con colores otoñales y poco a poco el bosque se iba cerrando. Estaba más atento a decidir por donde seguir andando que no pensé bien donde andaba, hasta que tras unos minutos caí en la cuenta. “Estos árboles son muy altos y tienen unas ojas y tronco que me son familiares … “, y caí en la cuenta “Pero sin todo son Secuoyas!”. Estaba dentro de un bosque de secuoyas en Cantabria. A medida que iba andando era cada vez más evidente, todo eran secuoyas.

Es recomendable verlo entero, vi que la gente se quedaba en la parte superior del monte, sin embargo hay unas escaleras entre secuoyas que bajan al pie del monte y allí es donde vi los ejemplares más grandes. Había por allí una familia que rodearon uno de ellos con 6 personas.

Cómo llegar

Para llegar al bosque de secuoyas desde Santander lo mejor es ir por la Autovía A8 y tomar la salida hacia Cabezón de la Sal (salida 249). Una vez fuera de la autovía, en la rotonda seguir por la carretera CA-135. Siguiendo por esa carretera en poco tiempo se ve el apartadero del bosque de secuoyas en la carretera a la izquiera. Se sigue un poco más para poder dar la vuelta y cambiar de sentido, para poder aparcar en el mini aparcamiento que tiene.

¿Un Bosque de Secuoyas en Cantabria?

A cualquiera le llamaría la atención encontrarse con un bosque de secuoyas en Cantabria, este tipo de árbol es típico de California. Leyendo la información me enteré de la razón del lugar.

Se plantaron 848 secuoyas alrededor de 1940, durante el franquismo. La razón de ello fueron las necesidades industriales de la zona, y se eligieron este tipo de árboles por su rápido crecimiento.

¿Y no las cortaron? Por suerte cuando crecieron ya no les interesó cortarlas, y ahora podemos disfrutar de este bonito paraje en Cantabria. Este bosque fue declarado Monumento Natural.

Conoce lugares similares

Centro de preferencias de privacidad

Cookies imprescindibles

No se captura IPs ni siquiera para el servicio de Analytics así que tu visita es privada.

gdpr

Advertising

Analytics

Cookies de terceros

Usamos cookies de terceros con servicios, también garantes de tu privacidad, que analizan tus usos de navegación para que podamos mejorar los contenidos, si ya estás suscrito al boletín y los elementos compartidos en redes sociales y el formulario de comentarios.

_gid,_gat,_ga
1P_JAR, CONSENT, NID, OGPC
disqus_unique, disqusauth

Pin It on Pinterest

Share This