Hace un tiempo estuve pasando un día en la ciudad de Frías. Una bonita ciudad medieval en las tierras de las Merindades, en el norte de Burgos. La ciudad más pequeña de España.

Frías se encuentra en lo alto de un peñasco, al lado del pico pico Humión, el más alto del Parque Natural Montes Obarenes. El nombre procede de “Aguas Fridas” por estar a orillas del río Ebro, después reducido a la segunda parte del nombre.

Para entrar a la ciudad opté por dejar el coche en el parking de la parte baja y subir al pueblo andando. Después de subir su buena cuesta ya estamos dentro de Frías con sus edificios. Destaca el Castillo de los Velasco y la Iglesia de San Vicente Mártir. En torno a estas edificaciones se pueden ver las casas colgadas de Frías.

No tuve suerte con el tiempo al ser en diciembre y había un ambiente más bien gris. Únicamente pude estar un día, pero me quedé con las ganas de volver porque hay más lugares interesantes que conocer en la zona, como por ejemplo el puente medieval sobre el Ebro que se ve desde lo alto de la ciudad de Frías. Es un lugar muy interesante para ir un fin de semana de relax, muy agradable y tranquilo para descansar.

Otra parte que merece la pena ver es el pueblo de Tobera con la Ermita de Nuestra Señora de la Hoz y la ruta por las Cascadas de Tobera formadas por el río Molinar.

Pin It on Pinterest

Share This