Volvemos a mi paseo que di antes de navidades por el Parque de Santander para ver otro de los resultados obtenidos. Esta vez una de las últimas hojas que quedaban por caer del otoño.

Ya estaban la mayoría de las hojas formando una alfombra amarilla por el suelo del Parque y en toda esta planta era la única hoja que quedaba en su sitio esperando que llegara la ráfaga de viento que la hiciera caer junto con el resto.

Gran estación sin duda el otoño, da paso al invierno pasando por bellos y atractivos paisajes con grandes contrastes de amarillos y verdes; también empiezan a brotar los ríos con más caudal del que lo han hecho en el verano y se empiezan a formar los paisajes otoñales. Lástima que este año haya llovido más bien poco en el otoño.

Pin It on Pinterest

Share This