Seleccionar página

Hoy también me daba pereza bajar a ver los fuegos artificiales de la Semana Grande santanderina con motivo de la celebración del Patrón de España Santiago Apóstol. Al final me he decidido a bajar, cogo el autobús y bajo como una sardinilla en lata.

Cuando por fin salgo del autobús recorro la bahía en busca de un buen sitio para ver los fuegos y poner el trípode. Encuentro un embarcadero al lado del club marítimo, bajo casi  hasta el mar y ahí me pongo; con la gran ventaja de estar en una parte bastante resbaladiza (después nadie vino a esa parte). Total, que vino bien cambiar de idea salvo por el transporte, al final he visto los fuegos sin ningún agovio.

La ventaja de mi sitio es que estaba lo suficientemente alejada de la plataforma y eso me da un reflejo en el agua de la bahía, cosa que otros años no me ha sucedido al estar más cerca.

En cuanto a las fotografías pues que decir, sitio perfecto, ningún agovio, unos fuegos espectaculares. En fin, todo buenos ingredientes; he hecho bastantes ya que nunca sabes que es lo que viene después, algunas las he borrado que no salía nada y otras muchas han salido bien, os muestro dos que en una primera pasada me han parecido las mejores.

Aprovechando la ocasión también he realizado alguna fotografía de la bahía de noche, os las mostraré otro día.

Han sido los mejores fuegos artificiales que he visto en mi vida (desde el agua, dibujando formas en el cielo, unas cadenas que se quedaban colgando, etc), ESPECTACULARES, desde aquí mi enhorabuena a la empresa de Pirotecnia Zaragozana.

Después vuelta a casa andando después de ver la previsión de llegada del autobús, cena y finalmente aquí me tenéis mostandoos las fotos. Y ahora a la cama que me caigo de sueño.

Pin It on Pinterest

Share This