Seleccionar página

He estado recuperando fotografías de viajes pasados de hace ya bastantes años, en concreto un viaje que hicimos en familia por el norte de Europa. Una de las primeras paradas, La Rochelle.

Puerto de la vertiente atlántica de Francia, que se podría decir mas o menos equidistante de la punta de Gran Bretaña. Pueblo de pescadores construido sobre una plataforma rocosa con grandes castillos buenos candidatos de interesantes visitas.

En la imagen que presento podemos ver en detalle una de las argollas a las orillas del puerto, en ella se puede ver ilustrado el paso de los años en forma de óxido.

Finalmente mostrar un par de imágenes de los campos de girasoles de La Rochelle. Amarillos y con tamaño considerable siguen al sol durante todo el día en su recorrido, y al caer la noche echan la cabeza al no ver el sol. Parece que un saltamontes o langosta de buen tamaño se sintió protegida en el interior de esta gran flor.

Pin It on Pinterest

Share This