Seleccionar página

Después de ver los fuegos artificiales decidí quedarme un poco más para hacer algunas fotos mas. La verdad es que fue un día bastante aprovechado, andando desde la 17h hasta bien cerrada la noche, llegué a casa muerto de sueño y aún así me quedé con ganas de recorrer las playas de noche pero el cansancio apretaba.

Realizada mas o menos desde donde estuve viendo los fuegos, la luna salió tarde y me brindó esta fantástica oportunidad en combinación con el arbol que cuelga del acantilado. Esta visto que las fotografías de la luna no siempre tiene que ser iguales con la luna a solas.

Realicé una expoxición larga en combinación con un diafragma mas o menos cerrado y la naturaleza me regaló esta bella toma.

Pin It on Pinterest

Share This