Después de un día marcado por constantes nubes y claros y chubascos intermitentes, parece que la lluvia da tregua para que los barcos de Puerto Chico despidan al sol con una bonita puesta de sol.

Llegué a ver la puesta de sol justo de tiempo, el autobús que cogí parece que no tenía ninguna prisa. Al final sí llegué y fueron unos instantes muy interesantes y una buena tarde de paseo.

Una puesta de sol con colores muy interesantes, no solo naranjas sino también un poco de rojo. Los colores de las nubes no se llegaron a extender demasiado puesto que el cielo estaba plagado de nubes de lluvia, las nubes lejanas a la puesta de sol apenas se teñían un poco por los bordes.

La puesta de sol también tuvo su momento desde la cristalera del edificio del CEAR de Vela en donde se reflejaron las últimas luces del día.

Después de la puesta de sol pronto empezó a soplar el viento y enseguida empezó a llover. Después fui a dar un paseo por la Duna de Zaera y fue allí donde estuve bajo la lluvia.

Espero que os hayan gustado las imágenes.

Pin It on Pinterest

Share This