Seleccionar página

Ya toca volver de Santander y empezar de nuevo la rutina. Lo que no quita que disfrute de un día en Segovia y un paseo junto al río en Revenga.

Fue un día caluroso aunque las cosas cambian al caminar siguiendo el río y oyendo el relajante sonido del agua al bajar por la ladera de la montaña.

Llevaba tiempo deseando hacer una fotografía del larga exposición en el río y había que aprovechar. De manera que saqué el trípode pequeño que llevo en la mochila y me senté a los pies de la caída de agua. Como se nota que estamos en verano, no bajaba demasiada agua y el pantano lo vi más vacío que nunca.

Me hubiera gustado que fuera primavera para conseguir un mejor contraste con los verdes de la primavera y el río.

Ya he roto con el agua salada de todo el verano, aunque volveremos de nuevo al norte para presentaros lo que me falta por enseñar del verano.

Conoce lugares similares

Centro de preferencias de privacidad

Cookies imprescindibles

No se captura IPs ni siquiera para el servicio de Analytics así que tu visita es privada.

gdpr

Advertising

Analytics

Cookies de terceros

Usamos cookies de terceros con servicios, también garantes de tu privacidad, que analizan tus usos de navegación para que podamos mejorar los contenidos, si ya estás suscrito al boletín y los elementos compartidos en redes sociales y el formulario de comentarios.

_gid,_gat,_ga
1P_JAR, CONSENT, NID, OGPC
disqus_unique, disqusauth

Pin It on Pinterest

Share This