Hace tiempo que llevo queriendo visitar los campos de lavanda en un pueblo de Guadalajara llamado Brihuega. Es un lugar cercano a Madrid así que aproveché una tarde para recorrer los campos de lavanda.

Brihuega es un pueblo perteneciente a la provincia de Guadalajara. Hacia los años 30 un agricultor conoció los campos de lavanda de la Provenza y vió que era un cultivo adecuado para los campos que rodeaban su pueblo. Desde entonces se ha cultivado lavanda en Brihuega. Actualmente es productor del 10% de lavanda a nivel mundial.

Una vez había llegado al pueblo usé las imágenes de satélite para encontrar los caminos entre los campos de lavanda y así guiarme para recorrer la zona de las plantaciones de lavanda. Visité la zona los primeros días de agosto, esta es la época en la que comienzan a recolectar algunos de los campos de lavanda. Por suerte quedaban muchos campos sin segar.

Resulta llamativo estar rodeado de hileras infinitas de plantas de lavanda, el color morado de las flores le da una belleza singular a estas tierras. Estuve recorriendo los campos buscando diferentes composiciones entre las hileras de lavanda y primeros planos de las flores de lavanda.

A medida que avanzaba la tarde se acercaba el atardecer yo seguía recorriendo los campos de lavanda de Brihuega. Los colores ganaban intensidad con la luz del sol al atardcer. La mejor parte estaba aún por llegar. Dejo la puesta de sol para la siguiente ocasión.

Pin It on Pinterest

Share This