Recientemente he estado en un taller de fotografía de paisaje en los Picos de Europa con Rafa Irusta. Una experiencia diferente para aprender fotografía y conocer nuevos lugares. Voy a hablar de mi experiencia.

Taller Picos de Europa Rafa Irusta
Taller de Fotografía en Picos de Europa Rafa Irusta. Lagos de Covadonga

Nunca había asistido a un taller de fotografía, una mezcla de varios factores me animaron a apuntarme. Conocer brevemente Bejes y Potes, ver cuanto hay por descubrir en los Picos de Europa, escuchar a Rafa Irusta hablar con cercanía en sus podcasts con Sandra Vallaure, y ver sus fotografías. Todo ello ha sido la mezcla que me ha llevado a probar una actividad diferente.

Rafa Irusta es un fotógrafo profesional de fotografía de naturaleza y paisaje, tiene imágenes realmente bonitas en su página web, además es cercano a la hora de de transmitir sus conocimientos y experiencias. Es interesante conocer su trabajo y conocerle como persona.

Inicio del taller con Rafa Irusta

El taller comienza en viernes a la salida del trabajo. Se preparan las maletas y el equipo fotográfico y, como se suele decir carretera y manta. Con ganas de llegar y ver como resulta la nueva experiencia.

Una vez en el hotel nos reunimos todos, y Rafa nos da una pequeña introducción al taller con bases de conocimiento y consejos para los próximos días. No puedo dar mucho detalle de esto, al salir después del trabajo no llegué a tiempo para la charla completa.

Conociendo los Lagos de Covadonga

El sábado nos levantamos pronto para aprovechar las primeras luces del día, nos dirigimos a la zona de los Lagos de Covadonga. Al llegar nos damos cuenta de la buena pinta que tiene el día y podemos disfrutar de una mañana con unas luces espectaculares. Todo en un lugar privilegiado, disfrutando de la montaña nevada, y rodeados por el Lago Ercina y el Lago Enol.

Es un grupo reducido de alumnos y Rafa está atento a todos nosotros, se va paseando, dando consejos, y viendo las escenas y encuadres que estamos captando. Cualquier duda o curiosidad que tenemos le preguntamos. Es una forma bonita de aprender, disfrutando de la naturaleza y a la vez aprendiendo.

Taller de fotografía con Rafa Irusta. Lagos de Covadonga
Taller de fotografía con Rafa Irusta. Lagos de Covadonga

Me gusta la metodología porque hay libertad, la fotografía es un arte y cada uno siempre ve cosas diferentes. Estamos todos en compañía, pero no todos hacemos lo mismo ni vemos lo mismo, siempre tenemos a Rafa para ayudarnos a ver cosas diferentes e intercambiar visiones entre todos.

Organización del taller

Hay que reconcoer la buena organización del taller. Están pleneados los horarios, los lugares fotográficos y las horas de comida con lugares reservados para poder comer el grupo entero.

Rafa va a las zonas de los talleres unos días antes para comprobar que todo está como lo había planeado, y no haya contratiempos en los recorridos. La verdad es que me ha parecido todo muy bien organizado.

Siempre quedará el misterio de la meteorología y eso nunca se puede planificar. De hecho en algún momento no pudimos disfrutar de algún paisaje porque se puso a nevar, pero bueno estamos en la montaña, es lo normal. Es la parte emocionante, las nubes y el viento siempre pueden dar sorpresas y descubrir buenos momentos de luces y paisajes que nadie espera.

Despedida del Taller en Sotres

El taller acaba el domingo en el pueblo de Sotres, el pueblo más alto de Asturias. A pocos kilómetros de Sotres está Tresviso, ya en la parte perteneciente a Cantabria.

La intención es conocer una zona un poco más alta de Sotres, debido al mal tiempo el camino estaba nevado y no todos los coches pudieron subir. Rafa demostró ser muy precavido y decidimos dar la vuelta. Decisión acertada bajo mi punto de vista, la nieve y los coches no se llevan bien. Cuando se va en grupo hay que adaptarse y procurar que todo el mundo disfrute y no tenga problemas.

No pasa nada, está todo pensado. Hay otra zona a la que si podemos acceder un poco más abajo, con unas vistas espectaculares a las montañas y al pueblo de Sotres desde arriba. Nos situamos allí a esperar a que apareza el sol iluminando poco a poco las laderas de las montañas.

Reponemos fuerzas con el desayuno y nos dirigimos a un mirador desde donde se ve perfectamente el pico más alto de los Picos de Europa; el Pico del Naranjo de Bulnes. Aquí acaba el taller, ya es domingo a medio día y toca viaje de vuelta.

Conclusiones del taller

La verdad es que no me queda mucho más que contar, creo que he ido poco a poco contando en detalle la experiencia.

Es una experiencia recomendable, una forma diferente de conocer zonas bonitas que nos regala la naturaleza. Todo ello acompañado de una persona totalmente acesible y adaptada a todo el mundo como es Rafa. Además el ambiente de todo el grupo era perfecto, todos compartimos dos días espectaculares disfrutando de la fotografía.

Es un taller para aprender e intercambiar conocimientos y experiencias, una forma diferente de fotografía. El objetivo no es únicamente la fotografía en si, sino la experiencia, y aprender trucos para poder aplicar después.

En lo personal es lo que he intentado hacer, si vas solo tienes más concentración y quizás ves mejor el paisaje y te da más tiempo a aprovechar todos los momentos. Si vas en grupo también prestas atención a otras cosas e intentas aprender. Es lo normal y lo que tiene de interesante. Al fin y al cabo las montañas no se van a mover y puedes volver a disfrutar de ellas; sin embargo, las cosas que aprendes y se dicen no se repiten.

En lo personal, me lo he pasado realmente bien y ha sido una experiencia bonita y recomendable que repetiría sin lugar a dudas.

Fotografías del Taller en Picos de Europa

Pin It on Pinterest

Share This